Licencias médicas para independientes: ¿Cómo acceder a ellas?

La nueva Ley de Honorarios, que comenzó a regir este año, incluyó una serie de nuevas obligaciones para el mundo freelance, pero también nuevos derechos como las licencias.

Una de las antiguas desventajas que tenía el mundo del trabajo independiente era la virtual desprotección de los freelance o del emprendedor en materia previsional, tanto en salud como en sus pensiones. El proceso de cotización voluntaria que existía hasta antes de 2019, dejaba en manos del trabajador la voluntad de financiar, de su bolsillo, la cobertura previsional. Pero finalmente la mayoría prefería aferrarse a la devolución del 10% de retención para tener un segundo sueldo a mitad de año.

Todo esto cambió con la nueva Ley de Honorarios o Ley 21.133, que entró en vigencia a partir de este año y que establece nuevas obligaciones a los trabajadores independientes, entre ellas, el pago de sus cotizaciones previsionales a través . Este pago se hace efectivo durante la Declaración Anual de Impuestos a la Renta, en donde si bien se declara y se paga por lo que se trabajó el año anterior, la cobertura se asegura para el próximo periodo de la Operación Renta, es decir, desde el 1 de julio de 2019 hasta el 30 de junio de 2020.

Esta cobertura, que no solo incluye el pago de Isapre o Fonasa y de la AFP, sino que también garantiza el acceso a otros beneficios, como el de las licencias médicas. ¿Cómo hay que hacer para acceder a ellas? Siguiendo los siguientes pasos.

Licencias para independientes

Lo primero que hay que tomar en consideración es que para el cálculo del pago de las licencias de los trabajadores independientes, se toma en cuenta lo que efectivamente se ha destinado para el pago de las cotizaciones. Para los emprendedores con empresa formalizada, se ve lo que han pagado a través de Previred, mientras que los que emiten boletas, lo que declararon a través de la Operación Renta.

Para las boletas, este es un valor que puede variar, ya que actualmente la Ley de Honorarios está en un proceso de transición que permite hacer un pago total o parcial de las cotizaciones. Este año, por ejemplo. se podía optar a pagar un 5% de la remuneración imponible en lugar del 100%, lo que si bien se tradujo en su momento en mayor dinero disponible en la devolución, ante un eventual uso de licencia médica, significa que el pago de esta será mucho más baja.

Eventualmente, la ley irá subiendo el monto mínimo de la cotización parcial hasta el 2028, cuando será obligatorio cotizar por el 100%.

Ahora bien, independiente del monto que a uno le corresponda, los pasos para solicitar la licencia médica, tanto a la Isapre como a Fonasa, son los mismos y requiere presentar en un plazo de dos días hábiles desde que el médico entrega la licencia, los siguientes documentos en el servicio de previsión de salud que corresponda:

-La licencia médica extendida por un facultativo

-Planilla de cotizaciones de AFP de los 12 meses anteriores al inicio de la licencia.

-Certificado de iniciación de actividades del SII

-Boletas de honorarios de los últimos 6 meses, o bien, un certificado de los últimos 6 pagos con IVA a los servicios de previsión si se pagan de manera particular

-Declaración de renta (formulario 22).

Dado la premura de los plazos, y aunque todos los documentos pueden obtenerse por internet, no está demás tener en consideración cuales tener guardados como respaldo para, ante cualquier emergencia, terminar el trámite lo más rápido posible.

Más de Guía Freelance: